Testimonio de Amparo Caballero

En el abril del año 2006, me extirparon un quiste que tenía pegado en un ovario por laparoscopia. Al examinarlo me dijeron que era (bordeinline o sea ni benigno ni maligno). El mes de Octubre me tocaba revisión ginecológica y cuando acudí, señalé que había un bultito en la cicatriz de la laparoscopia. La ginecóloga me extrajo el bultito y después de analizarlo me informó alarmada que era metástasis y que urgentemente había de operarme debido a que tenía cáncer.

Quise saber más opiniones y me fui al Hospital Clínico de Barcelona. Allí me analizaron de nuevo los dos Sigue leyendo