Testimonio de Mercè Guilera i Creus

Mi enfermedad: Cuando me diagnosticaron un cáncer linfático con una tumoración de 15 centímetros vi claramente que el doctor que me atendía tenía la responsabilidad de tratar mi cuerpo con la quimioterapia. Pero yo, ya que se trataba de mi cuerpo, también tenía que hacer algo, así que cambié mis hábitos alimenticios, comiendo frutas, verdura y carnes blancas, suprimiendo las grasas.

Cada día hacía ejercicios de respiración para oxigenar profundamente mi cuerpo y empecé a entrar en la terapia de la energía o Reiki, meditación y contacto con mi propia energía, alma. Estos trabajos míos personales me ayudaron muchísimo a superar mi enfermedad y a superar los trastornos de la quimioterapia. Durante mi tratamiento, continué en mi trabajo, sin que nadie fuera consciente de mi problema, ya que mi estado era totalmente normal.

Mi tratamiento duró seis meses, desapareciendo totalmente mi enfermedad, ya que me dieron el alta médica sin tener que tomar ni una sola pastilla de apoyo.

Han pasado 5 años haciéndome pruebas pertinentes y en el último control, se constató que el cáncer volvía a manifestarse. En el TAC se veía una tumoración a nivel de esófago de unos 6 centímetros. Lógicamente mi doctor, quiere enfocarme de nuevo con la quimioterapia, pero después de mis anteriores experiencias personales con la meditación y el Reiki y de acuerdo con mi doctor, me da un plazo de tres meses para que yo trabaje mi energía Reiki dirigida a mi enfermedad. Si no consigo buenos resultados, empezaremos con la quimioterapia. Al cabo de tres meses, en el siguiente control, con gran sorpresa para mi doctor, pudo constatar en el TAC que la tumoración había disminuido 6 milímetros.

Después de un año y medio sin la más mínima medicación, sólo con Meditación, Respiraciones y Reiki, el tumor ha disminuido en todas las revisiones (tengo los partes médicos que así lo confirman) y siendo mi estado de salud inmejorable.

Acto de fe:  Si realmente somos capaces de creer que nuestra alma es energía divina y una chispa de Dios mora en nuestro interior, es fácil entender que si hacemos adecuadamente una petición a través de la mente y el alma, Dios nos escucha, somos parte de él. No sería lógico que Dios dijera: “todo lo que pidáis a Dios padre en mi nombre os será concedido” (pedid y se os dará) y después no lo cumpla.

Nosotros con nuestra fe, potenciamos la parte divina que hay en nuestro interior para obtener lo que pedimos.En nuestra plegaria interior, con nuestra alma, si somos capaces de ENTENDER la energía divina que mora en nuestro interior. Si somos capaces de CREER la energía divina que mora en nuestro interior. Si somos capaces de SENTIR la energía divina que mora en nuestro interior. Habremos encontrado la plenitud del alma, el amor incondicional, la paz y felicidad interior. Pues nos sentiremos realmente hijos de Dios.

Conclusión: Esto es válido para todas las religiones ya que todas creen en un Dios o Ser Supremo y en que tienen un alma que salvar y que después de la muerte, trasciende una energía hacia el paraíso.

Si realmente somos conscientes y equilibrados en lo que decimos que creemos…. ¿por qué no dedicamos nuestra vida a contactar con esta energía que vive dentro nuestro? Sólo está dormida esperando nuestra llamada. Tenemos que cuidar el alma, hablar con ella, ser conscientes que está en nuestro plexo solar, donde fluyen los sentimientos. Pero todo lo que no se trabaja no crece. El problema principal es la falta de fe. No llegamos a creernos el inmenso tesoro que anida en nuestro interior. Cuando se tiene fe y se actúa desde la conciencia se pueden hacer milagros porqué Dios nos escucha, somos una parte de él. Cuando se tiene fe y actúas, andas camino. Si no te crees nada de lo que has leído, no pasa nada. Simplemente te quedas donde estás.

Por eso Dios al crear al hombre, lo dejó libre para que pudiera escoger su camino. Otra vez estamos en la dualidad de creer o no.

No pretendo sentar cátedra de nada, sencillamente explico mis propias experiencias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s